Mariene de Castro

La cantante bahiana Mariene de Castro está en el mejor momento de su carrera. En su último disco, Colheita (Cosecha), se le nota la voz poderosa lapidada y se destaca aún más la conocida potencia interpretativa de la artista. Ella representa actualmente una samba nueva, fresca, un agradecido encuentro con el estilo musical que más se asocia a Brasil. Esta luz propia madurada de la artista será uno de los puntos altos del Día de Brasil.

En la ocasión, paseará por canciones de su nuevo disco, que fueron elegidas con criterio y versatilidad. En Colheita, Mariane mezcla estilos musicales, temas y tiempos y canta el lado más alegre y amoroso de la música brasileña. Sobresalen sus influencias de la samba de roda, de  la cultura afro-brasileña y una variedad rítmica que permite fusiones instrumentales inusitadas.

En la canción Oxóssi, de Roque Ferreira, por ejemplo, se unen tambores africanos y violoncelo. Al caminar por diferentes estilos, la cantante también da nueva ropaje a clásicos románticos como el Impossível Acreditar que Perdi Você, de Márcio Greyck y Cobel.

Además, el disco cuenta con participaciones más que especiales, como de Maria Bethânia, Beth Carvalho y Zeca Pagodinho, que le regaló el tema título del álbum Colheita (letra de Nelson Rufino que, al principio, seria grabada por el cantante).

El éxito del nuevo trabajo es resultado de más de 20 años de carrera, pero Mariene ya se destacaba cuando hacia apoyo vocal en el grupo Timbalada, de Carlinhos Brow. En 1996 hizo su primer concierto en solitario y llamó la atención de productores franceses que la asistían. Se quedaron tan encantados con ella que la invitaron a una gira por 20 ciudades francesas. Su fuerza interpretativa y voz peculiar le rindieron comparaciones a la cantante francesa Edith Piaf y participaciones como actriz en el cine y en la televisión.